Embarazo y problemas bucales: ¿hay relación?

embarazo y problemas bucales

Una de las consecuencias que padecen muchas mujeres durante el embarazo es la descalcificación de su estructura ósea y en especial en las muelas. Esto se debe a que en la gestación, el organismo utiliza las reservas de calcio en nuestros huesos y dientes para conformar el esqueleto del bebé. Como resultado es muy probable que te ataquen las caries o que tus dientes se «piquen».

Por estas razones, entre los muchos especialistas a los que deberás acudir durante los nueves meses de embarazo se encuentra el estomatólogo. Él te dirá si tu dentadura se haya en buen estado y cómo soportar y vencer este complejo proceso. También es bueno que te atiendas cualquier problema anterior en tu cavidad bucal, ya que al descuidarlo podría complicarse en estos meses.

No son pocas las mujeres que en esta etapa precisan de la ayuda de fármacos para suplir el déficit de vitaminas y otros nutrientes necesarios para el desarrollo del feto. Entre estos, es muy posible que debas acudir a capsulas que incluyan calcio entre sus componentes.

 

Mantén el consumo de leche y productos lácteos

El contenido en alimentos naturales es lo mejor para tu organismo. Por eso es recomendable que tomes una cantidad considerable de leche y consumas con frecuencia productos lácteos. Esto ayudará a que tu cuerpo supla la necesidad de calcio para el bebé, sobre todo a partir de los finales del cuarto mes en adelante.

No es bueno que descuides estos consejos, porque el resultado para tu salud puede ser bastante malo a largo plazo. Recuerda que muchas mujeres descubren luego del parto que una o varias piezas de sus dentaduras tienen orificios que incluso pueden llegar a terminar como cavidades que dejan los molares completamente huecos.

La leche es el principal suministrador de calcio para tu organismo y también ayuda a la producción de tu propia leche materna para la lactancia del bebé. Nunca olvides tomarla.

Deja un comentario