Tensión baja y embarazo

foro embarazo

Algo que todos sabemos es que los extremos nunca han sido buenos en ninguna circunstancia y la tensión baja o hipotensión es uno de esos que debemos evitar y cuidar durante el embarazo. En una gestación saludable y sin padecimientos, es natural que la presión arterial de la madre se mantenga estable o que en algunos casos baje un poco, pero nunca demasiado.

Una de las causas de esta baja tensión se debe a que en el embarazo el corazón tiende a latir a una velocidad mayor de la habitual y de ahí la hipotensión derivada. Cuando padecemos de presión baja, somos más propensos a mareos y vértigos, los cuales además de ser frecuentes en las madres pueden agravarse en los primeros meses de embarazo. Tampoco es bueno que una persona que padezca este mal pase mucho tiempo sentada, acostada o de pie.

En respuesta a la hipotensión, los doctores pueden recomendar una dieta especial para compensar esta reacción en tu organismo. También se aconseja un alto consumo de líquidos no alcohólicos y en ocasiones un aumento de la cantidad de sal en las comidas.

 

Cuidar la tensión arterial de tu cuerpo es cuidar a tu bebé

Entre las principales afecciones de la baja tensión se encuentra que el flujo sanguíneo por arterias y venas sea insuficiente y esto puede dañar tus órganos vitales. Si sufres de hipotensión durante la gestación de tu bebé esto acabará dañando la formación del feto, ya que no recibirá entonces los nutrientes necesarios que tu organismo le administra a través de tu sangre.

Es bueno que trates este ligero padecimiento y siempre que no sea grave o constante, podrás salir adelante sin muchos problemas. Sin embargo, tampoco es aconsejable que te desboques y provoques una descomprensión contraria, cayendo en el extremo opuesto: la hipertensión. Recuerda que si una leve hipotensión es normal durante estos nueve meses, una hipertensión tiene muchas posibilidades de terminar en un embarazo de riesgo.

Deja un comentario